¡Todos llevamos un bombero dentro!

mayo 7

1 comments

“Para mí es imposible planear porque todo el día surgen imprevistos que no puedo controlar”.

Esta es una frase que escuchamos con frecuencia en nuestros seminarios de efectividad.

Es pronunciada por personas que se sienten agobiadas y se quejan constantemente de que en su cargo es imposible aplicar cualquier técnica de planeación, dado que todos los días se les presentan ¡muchos imprevistos!

Ahora bien, ¿Te imaginas cómo sería el departamento de bomberos si tuviera esa mentalidad?  ¿Te puedes imaginar a un cuerpo de bomberos improvisando en el momento de un incendio? Inventemos un diálogo entre el capitán de bomberos y su equipo:

  • Hay un incendio en el centro comercial, tenemos que salir corriendo – dice el capitán.
  • ¿Y quienes vamos? – pregunta uno.
  • Pues… los que se animen, pero rápido. – contesta el capitán -. Mínimo 6.
  • ¿Y qué ruta tomamos? - pregunta el conductor.
  • Escoge tú la más rápida, confío en tu criterio- dice convencido el capitán - y pon la sirena que eso ayuda.
  • ¿De dónde vamos a sacar el agua? – Interroga otro.
  • ¡Eso no importa ahora, allá miramos por ahora lo importante es salir corriendo! – apremia el capitán.

Suena de locos ¿verdad? Lo que hace el cuerpo de bomberos es anticiparse y preparase para atender los incendios.

La buena noticia es que, en el mundo corporativo, aunque tengamos muchos imprevistos Sí se puede planear y si se puede fluir a través de los incendios, pero solo si dejamos hablar al sabio y experimentado bombero que llevamos dentro.

Debemos prepararnos para los imprevistos y aprender de ellos. ¿Acaso no suceden todos los días y varias veces al día?

Tenemos dos tipos de imprevistos:

  1. Los provocados por nosotros mismos, al no haber actuado a tiempo.
  2. Los que surgen sin que hubiéramos podido hacer nada por prevenirlos.

Para los primeros debemos saber priorizar y aprender desde la primera vez que nos quemamos. No esperar a quemarnos una y otra vez.

Para los segundos lo que debemos hacer es prepararnos para actuar eficientemente en el momento del incendio, teniendo las cosas listas de antemano y así poder responder profesionalmente saliendo con la cara en alto. Cansados eso sí... pero con la cara en alto.

EL RETO DE LA SEMANA

Identifica uno, solo uno de los incendios que te ocurren con frecuencia. Luego ponte el casco y piensa como un bombero. ¿Qué haría un bombero para prevenir o prepararse para este incendio? La idea es que te dejes guiar por la sabiduría de los expertos en incendios. Todos llevamos un sabio bombero dentro que nos puede ayudar mucho si le damos la oportunidad.

Para descargar el portafolio completo de módulos DO IT, simplemente haz click en DESCARGAR.


Tags

Cómo lograr resultados ágilmente


You may also like

Deja reposar el agua turbia

Deja reposar el agua turbia
  • excelente reflexión, priorizar y anticiparse de los hechos a suceder siempre y cuando nos adentremos de lleno en el proceso.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >