¿Está lloviendo o el día está horrible?

febrero 8

0 comments

Amo los días soleados y cálidos. Por el contrario, me desagradan los días nublados y lluviosos. En mi mundo es tan lógico y son tantas la personas que piensan como yo que siempre he dado por hecho que un día lluvioso es un día horrible.

Eso cambió el día que Jorge, a quien de cariño le decimos “Yorch”, en un día especialmente bello, sin nubes, con un cielo azul y un sol radiante de primavera, dijo*: “A mí no me gustan los días así. Los prefiero nublados y lluviosos”.*

Todavía recuerdo el esfuerzo que hizo mi cerebro por entender lo que acababa de escuchar.

Era tan ilógico lo que decía Yorch que tuve que adentrarme en el comentario para entender lo que estaba sucediendo.

Expuse con gran seguridad una serie de argumentos contundentes evidenciando la belleza de un cielo azul, la delicia de una temperatura templada, la comodidad de usar camisetas de manga corta y la conveniencia de la falta de lluvia.

En contraparte, Yorch expuso con igual seguridad y contundencia, la delicia de un abrigo suave, la belleza oculta en un paisaje gris que invita a la reflexión y al recogimiento, lo agradable de un té caliente tomado a sorbos entre las manos.

Después de una interesante discusión en donde cada uno daba ejemplos y describía vivencias llegamos al acuerdo de que los días no eran maravillosos o espantosos sino soleados o lluviosos.

Lo que descubrimos con este sencillo tema de conversación fue la diferencia entre hechos y opiniones. Los hechos son, el día soleado, la temperatura ambiente, la presencia o no de lluvia, la aparición o no de nubes. Esos son universales y observables para todo el mundo por igual.

Todo lo demás son opiniones e interpretaciones subjetivas. “Está haciendo un día hermoso”, “hace mucho frio”, “la lluvia es horrible”, “amaneció feo el día”. No son iguales para todo el mundo… aunque nos cueste trabajo creerlo a veces.

Una gran cantidad de discusiones surgen cuando manifestamos opiniones como si fueran hechos. La diferencia es muy grande y cuando logremos darnos cuenta de ello, mejoraremos drásticamente nuestra manera de comunicarnos.

Finalmente, no es lo mismo decir “tú eres muy desordenado” a decir “tienes un montón de ropa tirada en tu cuarto” o decir “ese informe quedó mal hecho” a decir “el informe tiene varias imprecisiones y un par errores gramaticales que le restan profesionalismo”.

Así pues, ya no doy por hecho que los días son horribles o maravillosos… los días simplemente son lluviosos o soleados… y yo puedo decidir qué opinión tengo al respecto. ¡Gracias Yorch!

EL RETO PARA ESTA SEMANA:

Es tan frecuente que emitamos opiniones como si fueran hechos que el reto de esta semana te va a quedar muy fácil de hacer. Registra (en tu celular, en una papel o donde quieras) de 2 a 3 frases diarias de opiniones emitidas como hechos. Puedes empezar con las que le escuchas a otros e ir girando tu mirada hacia tu interior. El solo hecho de hacer conciencia de que son opiniones y no hechos te va a ayudar.

MÓDULOS DO IT SOBRE EL TEMA

Modelos mentales limitantes es un módulo que explora la manera en la que el cerebro funciona para inferir, opinar y actuar rápidamente. Nos permite entender a los demás y a nosotros mismos en busca de una comunicación más empática y fluida.

Para descargar el portafolio completo de módulos DO IT, simplemente haz click en DESCARGAR.

Comparte

Tags

Modelos mentales limitantes


You may also like

Deja reposar el agua turbia

Deja reposar el agua turbia
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>