Cómo recibir feedback sin tomártelo personalmente

Cómo recibir feedback sin tomártelo personalmente

¿Feedback? Sí, por favorAl salir de la reunión, mi jefe me dice: “Nos cancelaron el presupuesto para el proyecto porque la presentación que hiciste no estuvo bien sustentada”.

😖 Mi cerebro percibe “la crítica” como una amenaza. Dispara el sistema límbico y genera emociones incómodas. Mi psicología reacciona de manera automática defendiéndose y justificándose. Inmediatamente pienso:

 

¿No estuvo bien sustentada? 😠 Primero que todo, estaba lo mejor sustentada posible si tiene en cuenta que no me mandaron la información a tiempo. Además, si me hubiera apoyado, las cosas serían diferentes. ¡Trabajar de esta forma es verdaderamente frustrante! Sin ese proyecto, no tengo futuro en esta empresa.

“Hacer algo mal” nos genera frustración cuando sentimos que cometimos un error o nos dispara una sensación de injusticia si no encontramos que lo que nos dicen es cierto.

Esta mezcla de reacciones físicas, emocionales y psicológicas nos dificulta ver que la retroalimentación como un verdadero regalo. Así que el primer paso para evitar tomárselo personalmente es limpiar. Limpiar significa tachar las emociones, suposiciones, interpretaciones y posibles intenciones y quedarte con el regalo.

¿No estuvo bien sustentada? 😠 Primero que todo, estaba lo mejor sustentada posible si tiene en cuenta que no me mandaron la información a tiempo. Además, si me hubiera apoyado, las cosas serían diferentes. ¡Trabajar de esta forma es verdaderamente frustrante! Sin ese proyecto, no tengo futuro en esta empresa.

Si le quito todo el ruido emocional, me quedo con el hecho: a mi jefe le pareció que no estuvo bien sustentada.

Si cada vez que recibes feedback inviertes tu energía en encontrar cómo es cierto que esa persona tiene razón, estarás convirtiendo un episodio desagradable en un regalo.

Busca honestamente en tu interior y descubre lo que hubieras podido hacer diferente. Aprende de lo que pasó. Encuentra lo que puedes hacer diferente la próxima vez. Agradece la retroalimentación y asegúrate de que no te vuelva a suceder.

EL RETO PARA ESTA SEMANA:

Esta semana pide retroalimentación de manera proactiva. Escucha lo que te dicen, quita el ruido emocional y descubre, aprende y agradece.

MÓDULOS DO IT SOBRE EL TEMA

El feedback hay que aprender a darlo, a recibirlo y a pedirlo. En DO IT tenemos los módulos ¿Feedback? Sí, por favor y Feedback proactivo. Normalmente hacen parte de programas de liderazgo o de desarrollo de competencias y logran que la retroalimentación constante sea parte de la cultura y del trabajo en equipo.

Para descargar el portafolio completo de módulos DO IT, simplemente haz click en DESCARGAR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.